La indexación: estar presente en un buscador

Antes de intentar ser el primero para una palabra clave o aparecer en la primera página de los resultados de un buscador, debes estar simplemente presente en el buscador. Es lo que llamamos la fase de indexación. Si has creado tu página web hoy o hace unos días y aún no aparece en los resultados de los buscadores, no te preocupes ¡es normal!.

Aparecer buscador

¿Web online o web visible en Google?: Diferencias.

Nada más crear tu página web ¡ya está online!, es decir, que una vez creada es posible acceder escribiendo su dirección URL en la barra de direcciones del navegador. Sin embargo, la web no es indexada el mismo día, lo que quiere decir que si realizas una búsqueda en un buscador tu página web aún no aparecerá en los resultados.

Hay que dar un tiempo a los robots de los buscadores para que visiten tu página web y la indexen en sus bases de datos. No se puede saber cuánto tiempo tardará Google en indexar vuestra web, puede que varios días o varias semanas, es un periodo de tiempo variable.

Entonces, ¿qué hacer para ver tu página web en Google? ¿cómo hacer que los buscadores reconozcan la existencia de tu web?. Tienes dos opciones posibles:

La solución directa: añadir la URL a los buscadores

Para no tener que esperar a que la web sea indexada por Google (o por otro buscador) automáticamente, puedes hacerlo manualmente. Es el primer paso que todo webmaster debe hacer al crear una página web. Se trata de informar directamente a los buscadores de la existencia de tu página, para que la indexen más rápidamente. No es necesario indicarles todas las páginas de contenido, con añadir la página de inicio de la web es suficiente. Aunque todos pensamos en Google como buscador, no dejes de lado el resto de buscadores. Por ejemplo Yahoo o Bing son buscadores que también pueden aportar tráfico a tu web.

Solución indirecta: darse a conocer en otras páginas web

Cuantos más enlaces de entrada (también llamados backlinks) tenga tu página web, más posibilidades tendrá de ser indexada rápidamente. Los robots de los buscadores recorren la red constantemente, por lo que si existen más enlaces de entrada a tu web, las posibilidades de ser visitada por un robot aumentan.

Es importante que los enlaces externos que lleven a tu página web sean de calidad, es decir, que provengan de webs con un cierto nivel de calidad, como explicamos en el apartado consigue buenos enlaces a tu web.

Conclusión

No te quedes de brazos cruzados hasta que tu web sea indexada. Sigue añadiendo contenidos, consigue nuevos enlaces, inscribe tu web en directorios o realiza intercambios de enlaces. Después de cierto tiempo, tu página web aparecerá en Google. ¿Y después? El posicionamiento no acaba aquí, de hecho podemos decir que no es más que el comienzo. Tu página web ya ha sido indexada, por lo que ya está en la fase de optimización del posicionamiento, que durará todo lo que dure la existencia de la página web.

Vamos a ver qué se puede hacer para intentar mejorar el posicionamiento de una página web en los buscadores.