Links rotos

Reparar y corregir un enlace roto

La existencia de enlaces rotos en un sitio web puede dañar seriamente su credibilidad, ¡incluso tener un impacto negativo en su posicionamiento!

Los enlaces se denominan hipertextos internos o externos (o salientes) cuando colocamos enlaces que dirigen a una página del mismo sitio web o de otro sitio web, a textos o a imágenes.

Pero no son solo los enlaces presentes en tu sitio web los que estarán afectados, también habrá que prestar atención a los backlinks, enlaces llamados entrantes, es decir enlaces situados en sitios web externos que dirigen hacia tu sitio web.

¡Veamos juntos cómo verificar si tu sitio web tiene enlaces muertos y cómo corregirlos!

¿Qué es un enlace roto?

Un enlace está roto o muerto cuando redirige hacia una página de error como la página de error 404.

¿Por qué? Está obsoleto o ya no dirige a una página válida.

Cuando un visitante busca información en tu sitio web y hace clic en un enlace hipertexto que se supone que lo va a llevar a la página que contiene su respuesta pero llega a la página de error 404 se sentirá frustrado y corres el riesgo de que deje el sitio web para encontrar su respuesta en otra parte.

La importancia de verificar los enlaces rotos del sitio web

Una mala experiencia de usuario puede tener un impacto negativo en la reputación de tu sitio web e incluso de tu empresa, una pérdida de credibilidad. Además de estos 3 primeros puntos, la ausencia de un plan de vigilancia de los vínculos tronchados en el medio y largo plazo terminará por:

  • Impactar negativamente en la tasa de adquisición: un visitante que no encuentra la página buscada no volverá al sitio web y podría dar a conocer en su entorno la mala experiencia en tu sitio web;
  • Impactar negativamente en tu tasa de conversión (transformación de los clientes potenciales en clientes): los enlaces rotos son obstáculos en el proceso de transformación, por tanto pérdida de volumen de negocio y pérdida de tiempo y esfuerzos en tus campañas SEO;
  • aumentar la tasa de rebote del sitio web: esta tasa mide la duración media de una visita a las páginas del sitio web. Sin embargo, cuando el usuario tiene problemas con un enlace muerto, no queda mucho tiempo en el sitio web, lo que consecuentemente va a suponer un aumento de la tasa de rebote. Los buscadores tienen en cuenta esta información para determinar la pertinencia de los contenidos del sitio web así como su credibilidad y fiabilidad;
  • perjudicar el posicionamiento del sitio web en los buscadores: si el sitio web es considerado como no pertinente, tendrá menos oportunidades de aparecer en los resultados de las búsquedas y también de figurar en la primera página de resultados;
  • desclasificación en los buscadores: cuando un buscador como Google se da cuenta de que los visitantes del sitio web lo dejan tras unos segundos, deducirá que tu sitio web no contenía la información buscada, va por tanto a bajar de categoría a tu sitio web, suprimir tus páginas de los resultados de búsqueda o incluso no indexarlo (el robot puede detener la indexación de una página si encuentra un enlace roto).

¿Cómo aparecen los enlaces rotos y cómo identificarlos?

Los enlaces quebrados se deben a cambios de la URL o a un error en la introducción de la URL o a la supresión o la inaccesibilidad temporal de la página a la que dirigen.

Se deben realizar controles regulares para garantizar que los visitantes del sitio no se encuentren con una página de error. También hay que probar frecuentemente las referencias en los sitios web externos o por ejemplo los enlaces de los sitios web de tus colaboradores.

¿Qué hacer?

Cuando se trata de un enlace interno o de un enlace entrante, puedes simplemente crear una redirección (permanente o temporal) de la dirección antigua hacia la nueva. Si se trata de un enlace presente en el móduo Directorio, puedes utilizar nuestra herramienta de verificación de enlaces.

Las cosas se complican cuando se trata de un enlace externo, habrá que encontrar el enlace de la página nueva o el de una página que pueda reemplazar a la antigua. También puedes contactar con el webmaster del sitio web externo para pedirle que lo corrija.

Ten encuenta que cuanto mayor es el tamaño del sitio web, más larga y difícil será la verificación y corrección de los vínculos perdidos de tu sitio web (sobre todo si es manual).

Por tanto, te proponemos algunos ejemplos de verificación de enlaces rotos gratuitos y de pago para responder mejor a las necesidades de todos, pero recuerda que más importante que el precio de la solución elegida es su capacidad para identificar el enlace y su ubicación exacta en tu sitio web.

Verificadores de enlaces rotos gratuitos:

Verificadores de enlaces rotos de pago:


¡Declaramos abierta la caza de los enlaces rotos!

seo Posicionamiento marketing